¿Has decidido viajar a un destino internacional este verano? Si la respuesta es sí, para disfrutar al máximo de tu estancia, no olvides revisar algunos aspectos básicos como tu pasaporte o visado, el clima habitual de estas fechas en el destino elegido, la seguridad, la recomendación de vacunas y muy importante, ¡la moneda que se utiliza!

Acostumbrados a la Zona Euro, a veces olvidamos que en muchos países utilizan otras monedas y tenemos que hacer el cambio para poder tener dinero en nuestro nuevo destino. Una tarea que no es tan sencilla como puede parecer. Desde TransferZero te explicamos algunos conceptos y recomendaciones para facilitar el cambio de divisas:

• Primera pregunta que debes hacerte, ¿es lo mismo moneda que divisa? Pues no. La moneda es la unidad física y la divisa hace referencia a la unidad monetaria de cada país. Así, se llama cambio de monedas a la compraventa de euros a la moneda local del país de destino y cambio de divisas a las operaciones que no implican movimiento físico de dinero, como las transferencias que puedes realizar desde TransferZero.

• ¿Sabes la diferencia entre tasa de compra y venta? La tasa de venta es el dinero recibido al cambiar euros a la divisa de tu destino de vacaciones. Y la de compra la cantidad de euros que recibirás al convertir esa moneda extranjera que siempre sobra al volver de vacaciones.

• ¿Cuánta cantidad de dinero es recomendable cambiar? Tanto la tasa de compra como la de venta están sujetas a comisiones, así que te recomendamos estimar la cantidad de dinero que gastarás y limitarte a cambiar ese importe. De esta forma, evitarás cambiar moneda extranjera sobrante y pagar más comisiones.

Piensa más allá del dinero en efectivo: En el extranjero no sólo puedes pagar en efectivo, recuerda que hay muchas metodologías de pago como los cheques, el pago a través del móvil, las transferencias o las tarjetas de prepago. Con estas fórmulas ahorrarás las comisiones por cambio de moneda y evitarás llevar una gran cantidad de dinero que podría ser objeto de robos.

¿Cuándo hacer el cambio?: Las divisas están en constante fluctuación y la tasa de cambio puede variar de un día a otro. Así que atento a los movimientos de divisas porque ¡no vale cambiar en cualquier momento!

¿Dónde cambiar las divisas?: Como en cualquier servicio que se precie, los proveedores son múltiples y no hay un coste fijo de estas operaciones, a las que hay que sumar las comisiones. Tradicionalmente, sólo era posible cambiar moneda en entidades bancarias o empresas de giro. Pero ahora existen numerosos servicios fintech alternativos, como nuestra plataforma TransferZero, que permite enviar dinero al extranjero a golpe de clic, rápido y seguro, de forma gratuita y con comisiones un 5% mejor que la de los bancos y un 2% mejor que la de las compañías de envío de dinero.

Ojo con las divisas: ¡No todas son iguales! Por ejemplo, el dírham marroquí no puede intercambiarse a nivel internacional y está prohibido sacar más de 1.000 dírhams en monedas o billetes del país. Y en Cuba hay dos monedas, una para los turistas y otra para los locales, ¡no te confundas!

Anota bien en tu mente estas recomendaciones, haz una buena planificación de cómo gestionar el dinero en tus vacaciones en el extranjero, recuerda optar por diferentes fórmulas de pago y analiza y compara entre todos los proveedores y opciones posibles para no pagar de más en los cambios de moneda y divisas. De esta forma, el tema financiero de tu viaje irá sobre ruedas.
¡Felices vacaciones!